Connect with us
Un informe del Hospital Universitario Austral demuestra la actualidad sobre los procedimientos quirurgicos. Un informe del Hospital Universitario Austral demuestra la actualidad sobre los procedimientos quirurgicos.

Ciencia

Tres de cada cuatro trasplantes de córnea utilizan un procedimiento menos invasivo

Un informe del Hospital Universitario Austral demuestra la actualidad sobre los procedimientos quirurgicos.

La córnea cuenta con seis capas celulares diferentes de tejidos superpuestos. Estas capas, cuando son sanas, transparentes y regulares, permiten el paso de la luz de manera correcta, para que se pueda proyectar la imagen en la retina de modo claro y que así la persona pueda ver normalmente.

El trasplante de córnea se realiza en respuesta a múltiples patologías oculares en las que el tejido transparente anterior del ojo, la córnea, impide al paciente tener una buena visión. Es el caso de enfermedades infecciosas, degenerativas, traumáticas o distrofias oculares, entre otras, que alteran la superficie ocular y pueden determinar un detrimento en la calidad visual y, por ende, de la vida y tareas habituales del paciente”, explica el doctor Federico Luengo Gimeno (MN 111603), jefe del Equipo de Córnea y Superficie Ocular del Hospital Universitario Austral.

En la actualidad, en ese sentido, el tratamiento de la córnea consiste en abordar sólo la zona enferma de la estructura corneal, sin interferir en el resto de sus capas. “De hecho, existen múltiples opciones terapéuticas en lo que respecta al trasplante corneal, que van desde un trasplante completo o penetrante a trasplantes laminares”, continúa el especialista.

El trasplante penetrante es una técnica de microcirugía en la que la porción central de una córnea lastimada u opaca es removida completamente, y una córnea donante transparente es suturada. Sin embargo, el trasplante laminar, ya sea anterior o posterior, se convirtió en el método terapéutico más elegido, ya que sólo remueve y reemplaza, con un tejido donante, las láminas corneales afectadas y no todo el espesor corneal”, detalla.

De acuerdo con el Dr. Luengo Gimeno, “estas técnicas laminares determinan córneas más estables en el largo plazo, así como una menor tasa de rechazo y falla del tejido implantado, comparada respecto de la obtenida con el trasplante penetrante, en la que el recambio de todas las capas de la córnea dispone una menor sobrevida del injerto”.

En efecto, en el Hospital Universitario Austral, los implantes laminares se realizan en el 77% de los casos, mientras que el restante 23% corresponde a procedimientos de trasplante penetrante, cuando toda la córnea está afectada. “Nuestro departamento de Córnea cuenta con una tasa de sobrevida de sus trasplantes con fines ópticos mayor al 90% en el primer año, comparable a los diez mejores centros de referencia mundiales”, subraya al respecto.

En conclusión, la tendencia mundial actual en el trasplante de córnea es realizar implantes laminares en todos los casos posibles. “Se busca, de este modo, un tratamiento efectivo mínimamente invasivo, que provea la mayor sobrevida del tejido en el largo plazo”, completa el jefe del Equipo de Córnea y Superficie Ocular del Hospital Universitario Austral.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ciencia

¿Como afronta Alemania su crisis energética?

En Alemania buscan incentivar el uso de paneles solares hogareños con importantes rebajas.

En Alemania buscan incentivar el uso de paneles solares hogareños con importantes rebajas.

Alemania mueve fichas para que la energía solar se cuele en miles de hogares del país. Literalmente. El estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, con cerca de 1,6 millones de habitantes, acaba de lanzar un programa para incentivar el despliegue de instalaciones fotovoltaicas caseras.

Su objetivo es que quienes se decidan a fijar módulos solares en sus balcones, terrazas o fachadas, puedan hacerlo sin necesidad de realizar grandes desembolsos para la instalación.

Cada hogar que se acoja al programa podrá reembolsarse de hasta 500 euros. Eso sí, quienes quieran beneficiarse de la iniciativa y recuperar parte de la inversión deberán cumplir un requisito: la potencia de los módulos no pasará de 600 W, un formato de instalación que no requiere permiso.

Solo deben registrarse con el proveedor de energía”, explica el gobierno alemán, que remarca los posibles beneficios para los hogares: “puede generar ahorros rápidamente cuando aumentan los precios de la electricidad”. El programa dispone de una bolsa de 10 millones de euros.

Los cálculos de la asociación de consumidores de Renania del Norte-Westfalia (VZ NRW) —precisa PV Magazine— concluyen que un módulo solar instalado en el balcón con una inversión de entre 350 y 500 euros puede llegar a proporcionar electricidad valorada en alrededor de 54 euros anuales, lo que permitiría amortizar la instalación en aproximadamente entre seis y nueve años.

No todos ven con buenos ojos los subsidios de Mecklemburgo-Pomerania Occidental. La industria de las energías renovables ya ha cuestionado su alcance y teme que acabe teniendo el efecto contrario del que busca: una división de esfuerzos que, al final, acabe perjudicando a las renovables.

Una sola turbina eólica moderna con 5,5 megavatios produce mucha más electricidad que los 20.000 módulos de balcón juntos y cuesta aproximadamente la mitad de la financiación”, recalca el presidente de la asociación estatal del sector, Johann Georg Jaeger, a Daily News.

El colectivo previene del esfuerzo burocrático que acarreará la medida mientras —censura— la construcción de instalaciones fotovoltaicas con capacidad para 5.000 megavatios está bloqueada por diferencias entre ramas de la administración pública. “El uso del sol y el viento progresa demasiado lento porque el gobierno estatal no toma una línea clara”, lamenta el representante del sector.

La iniciativa de Mecklemburgo-Pomerania Occidental para incentivar las instalaciones fotovoltaicas en los hogares llega en un contexto muy especial: a las puertas del invierno, en plena crisis del gas ruso y mientras el país ve cómo el precio de la electricidad escala a valores récord.

Con ese un telón de fondo Alemania ha adoptado ya varias medidas, no todas enfocadas hacia las energías renovables. La crisis energética está favoreciendo también que en las centrales eléctricas se vuelva a mirar al carbón. Hace poco la central de Heyden, situada en el estado de Renania del Norte-Westfalia, se reactivaba precisamente para suministrar energía con regularidad a la red.

Fuente: Xataka

Continue Reading

Ciencia

¿Qué hacer si alguien cercano se está quedando sordo?

Existen señales claras y se puede anticipar para lograr un correcto tratamiento.

Existen señales claras y se puede anticipar para lograr un correcto tratamiento.

El oído no solamente es el principal órgano que se constituye en la entrada principal de la información que recibimos a diario, sino el sentido más susceptible a las emociones: a través de la música, el sonido de la naturaleza o una declaración de amor.

Es el primer sentido que se forma en el cuerpo y como si fuera poco, el único que se puede reemplazar gracias a la tecnología.

Sin embargo, hay una realidad preocupante: más de 1.000 millones de personas con edades comprendidas entre los 12 y los 35 años corren el riesgo de perder la audición por cuenta de una mayor dependencia a los aparatos tecnológicos y en Colombia, se calcula que hay 7 millones de personas con algún tipo de daño auditivo, según el Ministerio de Salud.

Solo en Bogotá y de acuerdo con información de la Secretaría Distrital de Salud, la proporción de alteración en salud por exposición a ruido en la población adulta, es decir entre 18 a 64 años creció entre 2020 y 2021: mientras en 2020 la cifra era de 18,3, en 2021 ya era de 23,9. ¿Qué lo explica? El mayor uso de dispositivos y aparatos tecnológicos por cuenta de la pandemia.

Los más propensos: los adolescentes. la Organización Mundial de la Salud deja en evidencia que se trata del grupo con mayor riesgo de sufrir pérdida auditiva por oír música a gran volumen durante períodos prolongados. Hoy es más frecuente escuchar música que excede los 80-85 decibeles.

Pero entonces: ¿qué hacer si descubre que usted o una persona cercana está perdiendo la audición? La audióloga para la zona norte de América Latina de MED-EL, Lina Rubio, hace las siguientes recomendaciones:

  1. Hacer cuanto antes un tamizaje auditivo

Si la persona no escucha sonidos fuertes como el televisor, una alarma o la caída estrepitosa de un objeto, es importante hacer una prueba audiológica o tamizaje auditivo para detectar a tiempo aquellos problemas en la percepción del sonido o pérdida auditiva.

El ideal siempre es hacerlo en bebés recién nacidos y en adultos, cuando se presenta algún indicio de pérdida. Según la especialista, una familia que descubra una pérdida auditiva de uno de sus integrantes, debe buscar acompañamiento profesional, un entorno social saludable, determinar perdida auditiva del paciente y encontrar la solución auditiva correcta para la adaptación y tener un proceso de rehabilitación exitoso.

  1. No creer que un audífono es la única solución.

En la actualidad existen diversas opciones para una persona que padece una pérdida auditiva como es el caso de los audífonos. Hay que tener en cuenta de que no es una solución para todos porque corresponde a algunos grados y pérdidas auditivas en específico.

  1. Opciones es lo que hay, según la dificultad

Acudir a un otólogo, otorrinolaringólogo o audiólogo es un paso obligado cuando existan serios indicios de pérdida auditiva.

Un profesional está en la capacidad de recomendar desde un audífono, pasando por un implante de conducción ósea o un implante coclear, cuando se trata de una pérdida severa del sentido de la audición, el único sentido que se puede recuperar gracias a la tecnología.

A veces las pérdidas auditivas leves no son diagnosticadas en la mayoría de los casos a tiempo, dificultando ejercer acciones de prevención para ello.

  1. Sí hay oportunidades escolares y laborales para una persona con pérdida auditiva

El miedo de perder un trabajo o de ser rechazado en un entorno académico por padecer una pérdida auditiva es real. Sin embargo, gracias a la tecnología, una persona con algún tipo de deficiencia, puede llevar una vida normal.

Según la OMS cerca del 20% de las personas que padecen pérdida de audición pueden mejorar con dispositivos de ayuda auditiva, tales como los audífonos y los implantes cocleares, dependiendo el caso particular.

Los niños con pérdida auditiva no tratada, rara vez son escolarizados. Asimismo, entre los adultos con pérdida de audición la tasa de desempleo es mucho más alta. La mejora del acceso a la educación y a los servicios de rehabilitación profesional, así como la sensibilización de los empleadores acerca de las necesidades de las personas con pérdida de audición, serían un gran alivio.

  1. Busque orientación sicológica

Si bien la tecnología y el apoyo de profesionales especializados en salud auditiva es un gran alivio, es importante buscar apoyo emocional en especial cuando, producto de la pérdida auditiva, el paciente manifiesta depresión o ansiedad, sentimiento de rechazo social por sentirse ‘diferente’ frente a los demás. Una terapia psicológica puede contribuir en la reincorporación laboral, académica y social.

Continue Reading

Ciencia

Bill Gates: ¿quiere revolucionar la industria del aire acondicionado?

El calor cada vez es más intenso y el gran Bill, está re caliente con el cambio climático.

El calor cada vez es más intendo y el gran Bill, está re caliente con el cambio climático.

El aire acondicionado tiene un enorme problema y, de hecho, ese problema va a protagonizar una de las grandes batallas de la primera mitad del siglo: mientras surgen regulaciones estatales para limitarlo por su «enorme» impacto climático, las tendencias dicen que el número de máquinas y la energía que dedicamos a la climatización no van a parar de crecer en las próximas décadas.

Bill Gates sabe que ahí (en el confort térmico de la población) se juega buena parte de la transición energética y, por eso, está intentando solucionarlo.

Pese a lo polémico que es todo lo que envuelve a la regulación del aire acondicionado, lo cierto es que en 2021 la población con aire acondicionado en casa no llegaban al 40%. Esto es interesante porque da buena cuenta de lo limitado que está aún el alcance mundial de los sistemas de climatización masivos y pone en perspectiva la idea de que, con ese alcance, ya representa el 4% de las emisiones de efecto invernadero.

Pero el mundo se calienta y los informes de instituciones como la Agencia Internacional de Energía (AIE), señalan que el uso de energía destinada a la refrigeración en edificios se ha duplicado desde el año 2000 y que, de aquí al año 2050, el mundo pasará de 3.600 millones de equipos de refrigeración en uso a 14.000 millones. La conclusión está clara: el mundo tiene calor y quiere vivir sin él (cueste lo que cueste).

«Una carrera brutal». Eso es precisamente lo que ha hecho que muchos gobiernos pongan en marcha iniciativas para reducir drásticamente los gases escondidos en neveras y aires acondicionados. La Unión Europea aprobó su propio reglamento en 2014 y busca una reducción del «78%». Eso, como decía la especialista del CSIC, Teresa Cuerdo, ha disparado «una carrera brutal por encontrar la forma más eficiente de climatizar los edificios y reducir las emisiones«. Con resultados desiguales, habría que decir.

¿Qué tiene que ver Bill Gates en todo esto? El magnate norteamericano, a través de su fondo Breahtrough Energy dedicado a acelerar la innovación en materia energética, acaba de invertir 20 millones de euros en una de las startups más prometedoras en esto de crear aires acondicionados de menor impacto climático: Blue Frontier.

Frente a los clorofluorocarbonos e hidroclorofluorocarburos tradicionales (que eran perjudiciales para la capa de ozono) y las alternativas actuales que tienen un impacto climático mayor, Blue Frontier está trabajando en un diseño que usa una solución salina como desecante líquido para la refrigeración. Eso le permite no solo utilizar hasta una quinta parte menos de las sustancias problemáticas, sino reducir la factura energética entre un 50 y un 90%.

¿Conseguiremos vencer al calor?. No tenemos en claro si Blue Frontier ha dado con la clave para reducir los enormes problemas climáticos del aire acondicionado, lo que sí tengo claro es que el sector no deja de moverse y, en los últimos años, la innovación está siendo brutal.

Fuente: Xataka

Continue Reading

NO TE LO PIERDAS